Barreras Comerciales: Saber Identificar las Visibles y las que No lo Son Tanto

Barreras comerciales: Saber Identificar las Visibles y las que No lo Son TantoLas barreras comerciales han existido toda la vida. El comercio internacional las ha sufrido en diferentes épocas y con distintas intensidades.

Afortunadamente, ya hace tiempo que se crearon zonas donde esas barreras no existen y favorecen la libre competencia entre empresas, olvidándonos de proteccionismos.

Es el caso de la Unión Europea, NAFTA y el Mercosur en América Latina, ASEAN en los países del CGG. En África también se está trabajando en una unión aduanera que seguro contribuirá al crecimiento económico de la región.

Estas áreas económicas, a su vez, firman acuerdos o tratados de libre comercio que favorecen el intercambio comercial entre países o zonas económicas, sin barreras comerciales. El gran TLC que todos esperamos es el que firmarán en un futuro la Unión Europea y Estados Unidos.

En cualquier caso y a pesar de los buenos propósitos, la crisis y el nuevo cambio en el orden mundial ha traído nuevos vientos proteccionistas pues a los dirigentes políticos les sale mucho más rentable inventarse enemigos exteriores y levantar barreras comerciales que protejan industrias no competitivas, antes que adoptar políticas de desarrollo industrial y competitivo. Los políticos son así.

Pero como exportadores, ¿sabemos identificar estas barreras? ¿Estamos alerta de cambios y decisiones políticas que puedan afectarnos?

¿Qué Tipo de Barreras Comerciales Debemos Considerar?

Cuando hablamos de barreras a nuestros productos o servicios, debemos distinguir dos tipos de barreras. En primer lugar, las barreras que levantan los propios estados, que suelen ser de dos tipos principalmente: barreras fiscales a través de aranceles altos que graban nuestros productos y restan competitividad respecto a los de fabricación local y barreras normativas que dificultan la entrada de productos del exterior.

Tampoco hay que olvidar otro tipo de barreras, como embargos, el caso de Cuba o sanciones económicas impuestas por la comunidad internacional a un país.

Pero existen otro tipo de barreas que sin ser “oficiales”, son las que impone el propio sector por su dinámica competitiva, idiosincrasia o por razones geográficas y de desarrollo del propio país.

Este tipo de barreras serán más importantes según el producto que trabajemos. Por ejemplo, las barreras comerciales provocadas por la logística pueden ser importantes para productos como la alimentación y productos perecederos, donde muchos productores ven limitados su radio de acción comercial a una zona geográfica determinada o la falta de desarrollo de la cadena logística. Por ejemplo, India puede ser un escollo para su normal desarrollo en el país de destino.

Una cuestión muy cercana a la logística y que en ocasiones nos puede dificultar mucho la entrada, es la de la sensibilidad a los tiempos de entrega. La industria de la moda comienza a ser un ejemplo de esta sensibilidad y la razón por la que muchas empresas fabricantes de ropa estén abandonando China y regresando a Europa, ya que China no ofrece la flexibilidad y tiempo de reacción que exigen muchas veces los clientes.

También tenemos las barreras de carácter técnico. Suelen ocurrir en mercados muy maduros y competitivos, donde la innovación tecnológica es constante y donde se exige para poder ser competitivo a un nivel de desarrollo de producto y de innovación que debemos tener en cuenta. Por contrario, hay mercados que por su bajo nivel técnico puede que no sean atractivos pues nuestros productos no encajen.

Barreras comerciales: Saber Identificar las Visibles y las que No lo Son Tanto - Globalexportise

Barreras Ocultas

Pero además, existen otro tipo de barreras que son más difíciles de percibir a simple vista pero que son igual o más potentes que las fiscales, geográficas o legales. Son las relacionadas con aspectos culturales o idiomáticos y las que generan el propio sector por su propia dinámica.

Otro tipo de barreras son los canales establecidos de distribución, que en ocasiones ofrecen poca flexibilidad o son muy impermeables a nuevas entradas, dificultando enormemente la llegada de nuevas empresas.

Están las cuestiones culturales o idiomáticas. Hay países en los que el desarrollo del comercio internacional es bajo y encontramos dificultades en que los posibles clientes hablen otro idioma que no sea el suyo. La cuestión idiomática o cultural puede convertirse en un escollo muchas veces insalvable.

Es recomendable tener todos estos aspectos en cuenta para saber si de verdad debemos hacer esfuerzos comerciales en países donde, por mucho que nos esforcemos y debido a este tipo de barreras, tengamos pocas posibilidades de rentabilizar nuestras acciones de venta.

¿Te ha gustado el artículo? Deja un comentario y únete al boletín informativo para recibir más información en tu bandeja de correo. 

Bernardo Abril

Director de Globalexportise – Exportaciones y Marketing Digital Internacional

babril@globalexportise.com

Acerca de Bernardo Abril

Bernardo Abril es asesor en exportación, marketing internacional, marketing digital internacional. Asesorando empresas en aumentar sus exportaciones y mejoras sus resultados de ventas en exportación y el mercado nacional.
Esta entrada fue publicada en Exporta con inteligencia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Barreras Comerciales: Saber Identificar las Visibles y las que No lo Son Tanto

  1. Pingback: Innovación y Alianzas Estratégicas como Respuesta a la Saturación del Mercado - Exporta con inteligenciaExporta con inteligencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *