Consumidores de la sociedad post-crisis, nuevos retos para las empresas exportadoras.

exportaciónRecientemente ICEX en su boletín del sector alimentos y bebidas se hacía eco de un estudio publicado por la consultora Kantar Worldpanel donde se explica el proceso de polarización que sufre el sector de la distribución de alimentos en el Reino Unido.

Según datos de la consultora , los supermercados de descuento Aldi y Lidl han aumentado sus ventas en un 32,7% y un 14,3% respectivamente. En el otro extremo Waitrose, que se sitúa en el nivel más alto de precios ha aumentado también su facturación en casi un 10%.

Por contra, las cadenas que se sitúan en la parte media de precios, Tesco, Asda y Morrisons, han sufrido descensos en sus ventas, tendencia que viene manifestándose desde hace un tiempo.

Como dice el artículo esta polarización es producto de algo más importante que está pasando en nuestra sociedad, creo que en todos los países de la UE, la paulatina desaparición de la clase media que ha ido perdiendo poder adquisitivo.

Estos cambios sociales deben ser vigilados por las empresas exportadoras que deben adecuar sus estrategias a las nuevas circunstancias. Son muchas las voces que dicen que por mucho que se aprecien mejoras en la actual situación económica, en este mudo post-crisis, la tendencia será la reducción de nuestro poder adquisitivo.

Parece bastante claro que al menos en nuestra vieja y saturada Europa, vamos a disponer de rentas sensiblemente inferiores a las anteriores a la crisis y esto afectara claramente al comportamiento del consumidor.

Estamos asistiendo a la reorganización de la sociedad y del comportamiento de consumo de la misma y debemos estar muy atentos  a todos los cambios que se produzcan pues empezamos a recibir señales de lo que pueden ser los nuevos hábitos de consumo de la sociedad post-crisis  que poco tendrá que ver con la que hemos conocido hasta ahora.

No se trata de una crisis profunda, es algo mucho más importante, se trata de una nueva sociedad, con nuevos consumidores y hábitos de consumo adaptados a su nueva realidad. Se impone estudiar bien las tendencias, intentar anticiparse atendiendo a las nuevas señales que nos lanzan los mercados y procurar posicionarse antes que nadie.

Será necesario que las empresas adopten un posicionamiento claro ante estos cambios en los hábitos de consumo entre productos de alta gama con un posicionamiento de marca muy fuerte y los productos low cost que competirán solo a precio.

¿Dónde situará su empresa?, ¿en qué segmento esta su empresa preparada para competir?, son dos cuestiones que vamos a tener que ir trabajando de manera inmediata para cuando esta nueva tendencia se asiente, el objetivo debe ser amoldarse a las nuevas circunstancias, dando respuesta las necesidades del nuevo consumidor.

La respuesta no tiene una solución fácil pues si optamos por apostar por segmento de precio alto y marca vamos a tener que comenzar a fabricar  un producto con valor añadido real acompañado de una política de marca potente. En el caso de optar por una estrategia de competir en costes, va a tener que repensar sus procesos industriales, revisar sus política de compras de materia prima y muy seguramente abrir centros de producción en otros países , países low cost, que le permitan competir en ese segmento.

En cualquier caso lo importante es ser consecuentes con la estrategia de posicionamiento y sobre todo comenzar a trabajar desde hoy mismo con un escenario muy diferente al que hemos tenido durante los últimos treinta años.

Bernardo Abril

babril@globalexportise.com

Acerca de Bernardo Abril

Bernardo Abril es asesor en exportación, marketing internacional, marketing digital internacional. Asesorando empresas en aumentar sus exportaciones y mejoras sus resultados de ventas en exportación y el mercado nacional.
Esta entrada fue publicada en Exporta con inteligencia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *