¿Cuántos Beneficios Debemos Compartir con Nuestro Socio Comercial en Destino?

¿Cuántos Beneficios Debemos Compartir con Nuestro Socio Comercial en Destino?Actualmente existen muchos términos que solemos repetir continuamente y que, o bien por desconocimiento o bien con toda la intención del mundo, terminan por desvirtuar su significado hasta el punto de que dentro de ese término podemos englobar casi de todo.

Esto ocurre con el término «socio comercial» y tiene una gran incidencia en actividades comerciales como la exportación, donde en muchas ocasiones el exportador requiere de una alianza comercial en el país de destino puesto que no es posible comercializar por sus propios medios.

Podemos ver nuestra relación con un socio comercial desde dos puntos de vista: el de la percepción que tenemos desde la empresa del mercado y desde la realidad competitiva o necesidad de la empresa.

Lo primero que debemos tener en cuenta cuando hablamos de partner es que en realidad estamos hablando de un socio, es decir, de una persona o empresa que se alía con nosotros para obtener un beneficio, que debe ser mutuo. La definición es clara pero en muchas ocasiones eso de repartirse el beneficio con otros parece que no lo tenemos tan claro.

¿Cuántos Beneficios Debemos Compartir con Nuestro Socio Comercial en Destino?

La Realidad del Socio Comercial

Desde el punto de vista de la percepción, las empresas con poca orientación comercial siempre consideran que sus esfuerzos deben ir principalmente destinados al desarrollo y fabricación de producto y que la comercialización de este es una actividad de escaso interés.

Fabricamos muy buenos productos, que se venden solos,” argumentan. De esta manera estas empresa cuando buscan un socio comercial, no están abiertas a compartir el beneficio con su partner pues están convencidas de que comercializar el producto es una actividad de poca dificultad y la empresa que lo haga no deberá comprometer muchos recursos. Así que, la disponibilidad de repartir parte del beneficio, vía margen de venta, con su socio comercial será baja.

Ni que decir que para optar por esta vía tenemos que estar muy seguros de nuestro producto y que de verdad exista una demanda importante de este producto en el mercado escogido.

Por otro lado, podemos considerar la visión del socio comercial desde la realidad de la posición competitiva de la empresa en un mercado. Teniendo en cuenta que en muchas ocasiones, no vamos a disponer de los recursos necesarios para comercializar de manera eficaz nuestros productos puesto que nuestros recursos están comprometidos en diferentes mercados, vamos a tener que buscar a un socio comercial que disponga de los recursos que no tenemos nosotros y que son indispensables para llevar a buen puerto el proyecto.

Visto de esta manera, más que un agente, un distribuidor o un importador, lo que necesitamos es alguien que nos “ponga en el mercado” y que nos provea de una posición en el mercado a la que no podemos acceder por nosotros mismos.

Cuando ocurre esta segunda circunstancia, debemos tener en consideración que nuestro socio debe trabajar más que por un margen comercial, por un beneficio de estar con nuestra empresa en un proyecto de carácter comercial que le reportara un buen retorno de la inversión.

Pero claro, para poder llegar a este punto debemos también poder escoger al mejor socio comercial. Ya que estamos dispuestos a compartir beneficios con ellos, hagámoslo con los mejores.

 

¿Te ha gustado el artículo? Deja un comentario y únete al boletín informativo para recibir más información en tu bandeja de correo. 

Bernardo Abril

Director de Globalexportise – Exportaciones y Marketing Digital Internacional

babril@globalexportise.com

Acerca de Bernardo Abril

Bernardo Abril es asesor en exportación, marketing internacional, marketing digital internacional. Asesorando empresas en aumentar sus exportaciones y mejoras sus resultados de ventas en exportación y el mercado nacional.
Esta entrada fue publicada en Exporta con inteligencia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cuántos Beneficios Debemos Compartir con Nuestro Socio Comercial en Destino?

  1. Muy interesante este artículo y me hizo recordar cuando estuve a cargo del departamento de exportaciones de tres empresas.

    En especial cuando trabajé para una compañía embotelladora de aguas minerales donde trabajamos muy de la mano con el importador en Estados Unidos para las promociones bajo un marco de cooperación equitativo para ambas partes.

  2. Gracias Juan Carlos por tu comentario y por seguir el blog. Efectivamente, trabajar de la mano con el importador, entendiendo que todos debemos ganar y que la suma de los esfuerzos nos reportar mayores beneficios es fundamental.
    Un saludo
    Bernardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *