¿De verdad estamos preparados para detectar nuevas oportunidades?.

deteccion de oportunidadesEn estos tiempos de contracción económica y de mercados cada vez más saturados no hacemos otra cosa que oír hablar sobre nuevas oportunidades de negocio. Todos soñamos con lo mismo cerramos los ojos y nos imaginamos situaciones idílicas donde  cientos de empresas nos quitan el producto de las manos. Pero ¿cómo aparecen esas oportunidades?.

Pocas veces lo hacen con un gran cartel que llame nuestra atención y que nos diga “ esta es la oportunidad que estabas buscando….”, parece una exageración pero en muchas ocasiones terminamos buscando al señor del cartel y claro, no hay manera de que aparezca o si aparece la vemos nosotros y todos nuestros competidores así que aquello termina por convertirse en algo muy parecido a la famosa escena del camarote de los Hermanos Marx.

Normalmente cuando buscamos nuevas oportunidades de negocio o esos benditos “océanos azules”, muchos nos conformamos con algo menos que un mar…., solemos imaginar que lo hacemos con nuestro producto actual, pero olvidamos que normalmente cuando hay necesidad de soñar es porque las cosas no marchan exactamente como deberían. A las que les va bien no suelen tener necesidad de soñar.

¿Qué hacer entonces?, si las oportunidades surgen con cuentagotas y cuando surgen las aprovechan otros.

Hace un tiempo ya hable sobre una técnica llamada el árbol de competencias, supone   identificar las competencias básicas de nuestra empresa , esto es nuestro know how, el verdadero valor como empresa y a partir de ese momento, traducirlo en una propuesta de valor diferenciada y adaptada a las nuevas circunstancias.

Así que toca hacer un ejercicio que es tremendamente complicado en la empresa y es la de hacer una evaluación previa de nuestras competencias. La complejidad no es el propio análisis interno que también , sino el estado de pánico en el que entran muchos por el convencimiento de lo que este proceso nos descubrirá de nosotros mismos. Muchos temen encontrar el vacio, no hay nada que ofrecer, nos hemos quedado es esa zona de confort durante tantos años que no somos capaces de aportar ninguna propuesta de valor. Así que mejor seguir con lo malo conocido, piensa muchos

Es lógico que si de verdad queremos detectar nuevas oportunidades primero tengamos que hacer nuestros deberes que no son otros que los que he comentado anteriormente.  De esta manera evitaremos buscar más de lo mismo y sobre todo donde ya están buscando todos nuestros competidores. Se trata de evitar el seguidismo, salirse de la senda marcada.

Los que lo consiguen, pocos, se encuentran con situaciones muy diferentes , con la dificultad de ser muchas veces pioneros pero con las dificultades propias del que va por delante, eso si, al final haremos valer ese dicho de “quien pega primero , pega dos veces”

Así es como empezamos el trabajo de descubrir las oportunidades que nos están esperando en el exterior, empezando el trabajo por nuestra propia casa y por nosotros mismos, siendo valientes y aceptando el cambio como algo natural y beneficioso.

¿Seremos capaces?, yo creo que vale la pena intentarlo, ¿y tú?

 Bernardo Abril

babril@globalexportise.com

Acerca de Bernardo Abril

Bernardo Abril es asesor en exportación, marketing internacional, marketing digital internacional. Asesorando empresas en aumentar sus exportaciones y mejoras sus resultados de ventas en exportación y el mercado nacional.
Esta entrada fue publicada en Exporta con inteligencia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *