La información como ventaja competitiva

En innumerables ocasiones buscamos  la ventaja competitiva dentro de nuestra propia casa, bajando precios, aumentando nuestro presupuesto en promoción, etc. Pero pocas veces se nos ocurre pensar que vigilar y conocer lo que ocurre a nuestro alrededoren realidad puede ser una fuente inagotable de ventajas con respecto a nuestros competidores.

Atentos a nuestro alrededor

 

Estamos centrados en vender. Hacemos de ello nuestro principal objetivo. Pero ¿qué ocurre cuando vender depende de nuestro entorno? ¿Analizamos la información y tomamos decisiones basadas en los resultados que obtenemos? ¿Conocemos de verdad a nuestros clientes? ¿Nos ocupamos de detectar sus necesidades o únicamente nos limitamos a intentar vender sin tomar en consideración nada más? Y nuestros competidores, ¿sabemos si están desarrollando nuevos productos, reforzando su labor comercial o abriendo una oficina comercial en el país? ¿Por qué nos compran  a nosotros y no a otros? ¿En qué me diferencio de mi competencia?.

Tras formularnos todas las preguntas anteriores aún debemos hacernos la principal: ¿cuáles son los factores que pueden determinar mi nivel de competitividad?. La competitividad no es una cualidad interna de las empresas sino que depende en gran medida de su entorno competitivo. Es decir, una empresa puede ser competitiva en Brasil pero no serlo en Alemania. Dependerá de con quien compite y cómo lo hace, de a quién intenta vender y  qué intenta vender.

Podemos y debemos hacerlo

 

Los factores que más afectan a ese entorno competitivo de cualquier empresa exportadora son: los clientes y las nuevas oportunidades de negocio, los competidores y los productos sustitutivos, los países competidores, el entorno legislativo y fiscal y los avances tecnológicos aplicados a los productos.

La empresa que sea capaz de obtener, analizar la información y actuar en consecuencia se situará en una posición ventajosa respecto de sus competidores, ya que estará en disposición de ofrecer un mayor valor añadido a sus clientes, identificar nuevas tendencias y anticipar acontecimientos relevantes que puedan afectar al mapa competitivo del sector.

Es posible gestionar esta información en cada uno de los países en los que estamos presentes, incluso en los que estamos evaluando como alternativa de entrada. El tiempo y esfuerzo invertido será de gran importancia para que podamos tomar las mejores decisiones.

Esta entrada fue publicada en Exporta con inteligencia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La información como ventaja competitiva

  1. Pingback: LinkedIn como Herramienta de Apoyo a la Exportación - Exporta con inteligenciaExporta con inteligencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *