La exportación ante una nueva realidad, adaptarse o mal vivir.

ASEAN_exportacionEstamos viviendo el final de un proceso que comenzó hace unas décadas y que empieza a cristalizar y manifestarse con total claridad. La exportación de, hasta ahora, lo países prósperos pierden fuelle a favor de lo que durante muchos años hemos llamado emergentes o en vías de desarrollo y que ya gozan de una salud económica envidiable.

Si hace unos días comentaba un estudio sobre el estancamiento del comercio a nivel mundial, hoy me gustaría comentar otro publicado hace unos meses por el BBVA Research sobre el cambio de equilibrios comerciales en el mundo, en especial  sobre el comercio internacional entre los países Sur – Sur, es decir, los que hasta ahora, hemos venido a llamar países emergentes o en desarrollo.

Resulta interesante ver como a lo largo de las últimas décadas, estos países, en espacial Asia han ido comiendo terreno a las relaciones comerciales Norte- Norte, es decir los países hasta ahora desarrollados.

Las cifras no dejan lugar a dudas, mientras que en los años 90 el comercio Sur-Sur representaban un 6% del comercio mundial frente al 61% del comercio Norte – Norte, estos números han cambiado significativamente y mientras el comercio entre países desarrollas ha disminuido hasta el 40%, el Sur – Sur representa ya el 15% , es decir han crecido más del doble en apenas una década.

Mientras y siempre según el estudio de BBVA research, en los años 80 el comercio entre Norte y Sur era el 17% y dos décadas más tarde solo ha aumentado tres puntos hasta el 20%, por contra el del Sur al Norte ha aumentado en 8 puntos porcentuales.

Resulta además interesante ver como es ese comercio entre los países emergentes, Asia principal tractor de la economía de la zona, liderada por China, exporta manufacturas , el 70%  de las exportaciones e importa materias primas.

Quiere decir esto que existe un desplazamiento del polo principal de comercio desde los países desarrollados  a los países denominados emergentes , si además consideramos las proyecciones de distintos organismos hacen del crecimiento de estos países nos damos cuenta que esta tendencia lejos de cambiar se verá incrementada en los próximos años.

Así mismo Asia gana terreno comercial en regiones como África , nuestra presencia no es muy notable allí , y en Sudamérica, donde sí que nos podemos encontrar con serias dificultades.

Así pues nos encontramos con una zona , la norte , deprimida y con escasa posibilidades de crecer en los próximo  años a buen ritmo y con Asía que esta fortaleciendo mucho sus vínculos con economías emergentes ya que importa materia prima y les vende productos fabricado, vamos lo mismo que han hecho los países desarrollados con el resto durante los últimos 50 años.

En mi opinión esto es un cambio de modelo tan grande que las empresas exportadoras deben considerar y tratar de adaptase cada uno según sus circunstancias y posibilidades.

La cuestión es que durante las próximas décadas gran parte del comercio mundial estará fuera de nuestra área de influencia, nos van a levantar de la main street y nos mandan a otra donde no habrá la abundancia de mercado al que estábamos acostumbrados.

Nos quedará el mercado europeo, con una competencia cada vez más feroz y con suerte si queda algo de sentido común, lograremos firmar un Tratado de Libre Comercio con EEUU que nos dará una fortaleza mayor para contrarrestar al bloque asiático.

Otra opción es entrar en la nueva zona de prosperidad, obviamente si tenemos que elegir será Asia , pero ¿cómo podemos entrar?, yo veo dos opciones, la primera es llevarse la empresa allí, a mi particularmente lo de cerrar empresas en España para abrirlas en una provincia de China o en cualquier otro país asiático no es algo que me produzca gran alegría.

Otra opción puede ser la búsqueda de un socio local es destino, una alianza estratégica con una empresa que nos permita entrar en la zona y a la que deberemos aportar nuestro know how y todo el valor añadido que tengamos , creando una alianza que beneficie a ambas partes., yo me quedo con esta segunda opción.

Ya no se trata de tener clientes sino de hacer socios, es una estrategia mucho más ambiciosa y arriesgada pero creo que para muchas empresas será la única alternativa, hay que cambiar de mentalidad, entender que el mundo ya no es el que era y que debemos adaptarnos a la nueva situación o seguir mal viviendo por unas cuantas décadas más.

 En cualquier caso, la decisión no la podemos demorar mucho más, en poco tiempo este escenario será ya una realidad.

Bernardo Abril

babril@globalexportise.com

 

Acerca de Bernardo Abril

Bernardo Abril es asesor en exportación, marketing internacional, marketing digital internacional. Asesorando empresas en aumentar sus exportaciones y mejoras sus resultados de ventas en exportación y el mercado nacional.
Esta entrada fue publicada en Exporta con inteligencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La exportación ante una nueva realidad, adaptarse o mal vivir.

  1. Buenas tardes Bernardo:
    Estoy totalmente de acuerdo con su análisis de la situación y con su fórmula para salir de este momento de penuria que nos está tocando vivir en ESPAÑA.
    El problema es que estamos tan debilitados económicamente, que no tenemos ni para hacer un viaje para entrevistarnos con un posible COMPAÑERO DE VIAJE EMPRESARIAL o asistir a una feria. Estamos seguros que no debemos demorar la búsqueda de las alianzas, pero tenemos que intentar tener una reunión en ESPAÑA, si queremos que esa entrevista se realice.
    Esa es por desgracia nuestra situación y estamos resolviéndola como buenamente podemos, con paciencia esfuerzo sacrificio y no desesperando, pues sabemos que nuestro futuro esta ahí y seguiremos sembrando hasta poder conseguir los frutos deseados.
    Muchas gracias por sus consejos y reciba un cordial saludo José Rodríguez.

    • Gracias José por tu comentario. La situación de falta de financiación para las empresas, dificulta enormemente la salida al exterior en cualquiera de sus modalidades. En mi opinión existen formulas y como dice hay que buscar alternativas con imaginación. Un buen plan resuelve muchos de estos problemas, ahorra dinero y evita errores que suelen salir caros a las empresas.

      Un saludo y gracias por seguir el blog.

      Bernardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *