¿Qué me aporta tener un sistema comercial en exportación?

exportación

Extracto de una conversación que mantuve hace unos días con un director de exportación.

Dir export. “Ya tenemos suficientes clientes”.

 Mi pregunta: “¿Y qué ocurre si pierdes a un par de ellos?”.

Su respuesta: “Buscaremos otros”.

Mi reflexión: “Saca tu agenda y dime ¿a cuántas empresas puedes llamar ahora mismo y que puedas decir que en un plazo de un mes y medio pueden ser tus clientes?

Su respuesta: Silencio

No siempre ocurre de esta manera pero me parece un buen resumen de lo que me ocurre en muchas ocasiones cuando converso con un gerente o un director comercial de una empresa exportadora. Estamos centrados  en llegar a un cliente y cuando lo tenemos  nos despreocupamos de todo lo demás. Tener un sistema comercial no es la prioridad, sobre todo si tengo clientes.

El problema es cuando en lugar de centrarnos en el trabajo continuado al que nos obliga un sistema comercial que culminan en la conversión en clientes , intentamos saltarnos el paso intermedio y cuando conseguimos al cliente, vivimos cómo si aquello fuera a durar para siempre.

¿Para qué voy a invertir en procesos comerciales si ya tengo al cliente?, me preguntan.

Un cliente te puede proporcionar ventas durante un tiempo determinado, en cambio un buen sistema comercial es una fuente generadora de negocio que nos hace efectivos , mantiene la maquinaria comercial perfectamente engrasada y evita que tus ventas mueran en un determinado cliente.

¿Qué  ocurre cuando una buena situación comercial, entendiendo por ella un buen número de clientes con ganas de comprarnos, genera una atrofia en nuestro sistema comercial?. Pues que cuando sentimos la necesidad de poner de nuevo la maquinaria en marcha nos encontramos que la tenemos oxidada. No hay clientes a quien recurrir , las agendas  comerciales están vacías, no hay ni tan siquiera un oportunidad que llevarnos a la boca.

En exportación esta cuestión es particularmente grave ya que los tiempos de reacción suelen ser más largos, el número de competidores más alto y los costes de conseguir nuevos clientes muy superiores sobre todo si la empresa ha perdido facturación que es cuando más cuesta invertir en venta, por paradójico que parezca.

Cuando una empresa se orienta únicamente a un cliente olvidando el resto del proceso comercial que le llevo hasta él y que le ayudará a mantenerlo  está poniendo en peligro no solo a ese cliente que pensamos nunca nos abandonará sino la posibilidad de crecer y tener unos resortes comerciales que sitúen a la empresa en una mejor posición para sobrevivir a lo que pueda ocurrir.

¿Qué pensaríamos de un cocinero que únicamente se centra en cocinar pero no se preocupa de ir a comprar los productos que necesita para hacerlo?, ¿Qué ocurrirá cuando abra la despensa y vea que ya no tiene con que cocinar?. Pues bien ,esto les ocurre a muchas empresas que mientras tienen para cocinar no se preocupan de abastecer su despensa hasta que comprueban que se les quedo vacía.

Somos grandes cocineros pero pésimos gestores , nos gusta centrarnos en el último escalón  de la venta, el de recoger el pedido , servir la mercancía y cobrar pero olvidamos que eso no es más que la cristalización de un proceso , complejo, en exportación lo es y  mucho, al que no podemos olvidar ni dejar de lado.

En la gestión comercial está la clave de tener una nómina suficientemente nutrida de clientes y posibles clientes que hagan que la empresa tenga una vida comercial sana, con continuas oportunidades que cristalizan en negocio o que deben espera r a ocasión más idónea pero que nos dotan de un dinamismo que todos necesitamos.

Y ahora hazte tú la pregunta ¿ Si mañana me abandonan mis actuales clientes? ¿ tengo en mi agenda alguien a quien recurrir?.

Bernardo Abril

babril@globalexportise.com

 

Acerca de Bernardo Abril

Bernardo Abril es asesor en exportación, marketing internacional, marketing digital internacional. Asesorando empresas en aumentar sus exportaciones y mejoras sus resultados de ventas en exportación y el mercado nacional.
Esta entrada fue publicada en Exporta con inteligencia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué me aporta tener un sistema comercial en exportación?

  1. Buenas tardes Bernardo:
    Estamos en completa sintonía con tu análisis sobre la LABOR COMERCIAL.
    En nuestra empresa llevamos mas de 30 años desarrollando el trabajo de VENDEDORES por todo el territorio NACIONAL, ESPAÑOL y en estos 2 últimos años, estamos intentando desarrollar esa labor COMERCIAL en los mercados exteriores.
    Tengo que decirte que si ya es muy difícil abrir una puerta nueva aquí, en el exterior, tenemos que armarnos de paciencia ya que los tiempos pueden ser larguísimos, menos mal que somos muy RESILIENTES y no flaqueamos ante la adversidad y seguimos luchando. Un saludo José Rodríguez. direc@musical.infonegocio.com.

  2. francisco gomez dijo:

    Hola Bernardo:
    perfecta tu interpretación, ya que los que no han cuidado, mejorado y hayan invertido en buenos comerciales cuando todo iba bien 2004 a 2008 por ejemplo han pagado las consecuencias, o sea teniendo que cerrar empresas, recortar horas, etc… el negocio está siempre en el mercado internacional aunque por supuesto nunca hay que dejar el nacional. Un saludo Francisco Gomez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *